viaje-nilo.jpg

En estos momentos la situación en Egipto es cuanto menos precaria, debido a que han comenzado de nuevo las manifestaciones en contra del presidente y en este caso muchos egipcios quieren que Morsi deje su cargo y convoque unas nuevas elecciones. Tras las protestas de la jornada del domingo muchas personas han resultado heridas y por desgracia se han producido algunas muertes.

No cabe duda que Egipto no puede seguir así sin una estabilidad social y política, entre otras cosas porque los ciudadanos que están en contra de las medida que toma el gobierno van a seguir protestando y esto puede dañar seriamente la imagen de Egipto a nivel internacional y por lo tanto el sector turístico puede verse afectado, más de lo que ya lo estaba desde hacía varios meses.

Lo que sería interesante es que el presidente de Egipto se decidiera a dejar su cargo o bien pudiera establecer un diálogo con todos los ciudadanos que no están de acuerdo con sus medidas, para poder saber las medida que no son del agrado de muchos de estos ciudadanos. En algunos sectores se habla de un rumbo equivocado el que está tomando el presidente debido a la islamización del país, algo que no gusta entre muchos ciudadanos. Desde luego esta inestabilidad y movilizaciones no es la mejor forma de retomar el rumbo y mejorar desde el punto de vista turístico, aunque los ciudadanos tienen derecho a reivindicarse si consideran que su presidente no lo está haciendo bien.

Vía | Elpais
Foto | Wikimedia