Egipto comenzará una investigación sobre los dos fetos que se encontraron en 1922 en la tumba de Tutankamón. Han esperado todo estos años para empezar a investigar sobre ellos ya que se creen que pudieron ser hijos del faraón pero que nacieron muertos y por eso los momificó y los puso en su tumba para realizar con ellos su viaje al otro mundo.

fetos.jpg

Esta investigación desde luego será hecha con toda rigurosidad y se les realizarán diversas pruebas para probar que efectivamente eran hijos del faraón. Es sorprendente que después de tantos años se pueda saber si dos fetos son de una persona. Hace años nadie podría decir que eso sucedería y gracias al avance de la ciencia y la tecnología podemos saber muchas más cosas sobre el Egipto antiguo que ciertamente apasiona a muchas personas.

Este estudio lo que quiere hacer es investigar sobre el linaje del faraón para poder así descubrir también la madre de estos fetos. Sin duda será un estudio apasionante del que ya os informaremos sobre los datos que se obtenga porque desde luego serán interesantes.